martes, 18 de junio de 2024

Pensé que te había olvidado

 Pensé que te había olvidado

Más hoy descubrí que estaba equivocado
No sabes las ganas inmensas de besarte
Al estar a mi lado, me has provocado.

Y me olvidé hasta a lo que fui
Y en un instante, me confundí
Que me distrajo el ver tus hermosas piernas
Y esa mirada tuya, tan tierna.

Crei que era  cosa del pasado
Todos aquellos besos saboreados
Que hoy me quede desorientado
Al ver tus bellos ojos enamorados.

Como en nuestros bellos encuentros
Donde me mirabas y me derretías
Dejando impregnado en ellos los momentos
Que pasamos juntos, aún los recuerdo.

Pensé que no sentiría nada al volver a verte
Más este corazón loco es un demente
Que me traicionó al estar en frente
Me dejaste como al inicio, enamorado eternamente. 

Ella poesía, él puro cuento

 Ella la poesía

Yo puro cuento
Que le alegraba sus días
En algún pasado tiempo.

Ella la dama recatada
Que espera ilusionada
Que venga un príncipe para ser rescatada
Mientras tanto moja la almohada.

Ella la poesía
Yo puro cuento
Que intento enamorarla día a día
Y no tuvo éxito en su intento.

Ella que moja las ganas con un café
Y se hecha a la pena de estar sola
Y disimula estar feliz
Aunque por dentro sabe que no es así.

Ella la poesía
Yo puro cuento
La que se camufla tras un caparazón
Y siempre quiere tener la razón
Que al  verse acorralada por una situación
Siempre busca una excusa.

Ella la poseía
Yo puro cuento
Ella que lleva una llama que la calcina
Y que con el amor casi termina
La que no saca lo que lleva dentro
Y por eso cree que soy puro cuento.

Ella que se lame sus heridas
Con tal de no ser invadidas
Por ese sentimiento llamado amor
Y prefiere seguir en ese círculo de dolor.

Ella la poesía
Yo puro cuento
Y para eso no basta fingir alegría
Eso se construye desde el primer encuentro
Cuando sientes que hay algo por dentro
Que es capaz de hacerte vivir maravillosos momentos.

Ella fue poesía
Y el puro cuento
Y desde aquel preciso día
Ella murió de amor, como un sediento en el desierto. 

lunes, 17 de junio de 2024

Amores fantasmas

 Un día desperté y dejé de pensar en fantasmas

amores del pasado y dolores del presente 

dejé de soñar con encontrar la mujer correcta

aquella que sintonizara la misma frecuencia que yo

que estuviera dispuesta para compartir conmigo 

eso que se llama vida

que en mi caso se había convertido e tan solo un montón de historias 

algunas de las cuales las había fabricado solo en mi mente 

y otras que sucedieron, y que solo me dejaron el corazón destrozado.

Aun asi yo intentaba revivirlas y pretendía que siguieran siendo parte de mi. Lejos estaba de comprender que una historia tiene principio y final, y confieso que tenía miedo llegar al final.

Buscaba nuevas emociones, para olvidar las anteriores, apuntaba a la luna, cuando en realidad quería apuntar hacia una estrella.

Me culpaba por aquello que había perdido, y también por aquello que no había conseguido, no es fácil aceptar un fracaso, ni tampoco enfrentar nuevos retos, yo solo quería sentirme que era capaz de soportar, algo que era insoportable.

Muchas veces hice de todo para llamar la atención de aquellas mujeres a las que pretendi que se enamoran de mi, sin imaginar que no era que ellas no lo querían, sino mas bien que yo estaba yendo por el camino equivocado.

Traté muchas veces de reparar mi dolor, con una nueva conquista, y en esa carrera desenfrenada de hacerlo, no me enfoqué en lo que realmente era importante, mi paz, aquella que fue alterada por una mujer que me hizo enamorarla, que me movio el piso y que después simplemente dijo que fue un error y se fue.

Desde aquel día, siempre soñé con amores fugaces o amores fantasmas y tuve que lidiar con eso por varios años, hasta que comprendí, que no debía buscar, sino solo aguardar a qué suceda, 

Y aquí estoy, sentado frente a una taza de café, esperando que suceda ese día y también que el café, haga su parte, que no sea solo una bebida más, sino que me sirva como brebaje, de aquel insomnio sentimental, que llevo y no lo he podido erradicar.

viernes, 14 de junio de 2024

En cámara lenta

 Y mi voz se fue quebrando 

a medida que ella se iba alejando 

por dentro sentía que me partia en mil pedazos 

no sé si podré volver a juntar los pedazos.


En cámara lenta, me pasaba en la mente 

toda nuestra historia 

y por más que quería sacarla de mi memoria 

era imposible, pues ya estabas en lo más profundo de mi.


 No había consuelo para ese momento 

que era un dolor tan duro, tan intenso 

pues desde el instante mismo en que me enamoré 

supe que tendría que pasar por esto.


Pues muchas veces es amor es doloroso 

aunque no debería de ser de esa manera

más la vida es una total quimera 

que te secuestra los sentimientos, y te lleva a la deriva.


Risas, llanto, dolor y amor se juntan a veces

para conspirar contra tu felicidad

y no por maldad, sino por casualidad 

de saber lidiar con este sentimiento.


De nuevo como en el principio 

empiezo de cero, sin tener un rumbo 

y voy transitando por el mundo 

llevando a cuestas un sentimiento, y varios recuerdos.

lunes, 13 de mayo de 2024

Cielo o infierno

El infierno y el cielo, eso lo tengo contigo

lo disfruto y luego lo repudio, pues me llevas al abismo y luego me levantas, curas y lames mis heridas, tal cual fiera en celo.

Hago de tus besos mis pócimas de medicina, estoy casi que sin voluntad propia como para dejar de sentir aquello que me provocas, no hay remedio, estoy a tu merced.

Y lo peor de todo es que estoy conciente de eso, más siempre espero por ti, que vuelvas a llevarme al filo del precipicio, y que me deleites con tus caricias, aunque eso signifique que vuelva a perder.

Más eso es lo menos importante, en este escandaloso romance que me cautiva, y que hace que lo demás, lo tome en forma relativa, aquello que máquinas y haces conmigo.

Caigo una y otra vez a tus pies, y deseo fervientemente que me des tu elixir, ese que está cerca de tu ombligo, y que me desata todos los demonios retenidos, y que se aplacan cuando me llevas al precipicio.

Y aún cuando lo he sentido muchas veces, cada vez que me deleitas, es como un nuevo principio, que saca de mis adentros, todo aquello que solo tu sabes hacerlo.

No sé si el infierno o el cielo, sea aquello que merezco, pues cada vez que desfallezco, y no hay vida sin tu aliento 

y eso es lo que me ata a tus movimientos, aquellos que son delicados como el cielo, y cálidos e intensos, como el infierno.

Busqué

 Busqué refugio en otros brazos, intentando sentir calor

Busqué refugio en otros labios,

 intentado borrar tu sabor

Busqué refugio en otros corazón 

intentando borrar mi dolor

Busqué refugio en otra manos

intentando regresar el tiempo 

Busqué refugio en otros ojos

intentando mirarme en ellos

Busqué refugio en otra sonrisa 

y así intentar que el reloj vaya más de prisa 

Busqué refugio en otra cama

y así poderle darle paz a mi alma

Busqué refugio en otra figura

intentando olvidar la tuya, y lo único que

 conseguí, fue seguir recordándote.

miércoles, 10 de abril de 2024

Ella, cualquier parecido

 Ella, la de la sonrisa eterna

la que no se amarga por nada

la que los fines de semana se va de fiesta

sin salir de su casa.


La que se inventa motivos para estar feliz

que no sabe de tristezas y no porque su vida sea perfecta

sino porque ella sabe marcar muy bien la diferencia 

entre un momento agradable y otro que la perturbe. 


Que a esta edad. ya no cree que pueda volver a enamorarse

pues ya tuvo muchas decepciones 

y ahora llena su alma con otras emociones 

aunque tenga que hacer el doble de esfuerzo.


Más para ella eso es como un desafío 

de poder enfrentar la vida con sus retos 

y así sacar de adentro, todo aquello que lleva

y que quizás no ha sido valorado.


Ella aún anhela que llegue alguien y la consienta 

que le ofrezca su brazo al caminar 

que la mire de frente y le diga, hola princesa de mi reino 

y que este con ella, cuando las fuerzas le falten.


Ella que no pide nada regalado 

que todo lo que ha conseguido, se lo ha ganado 

que lleva una vida de trabajo y orden 

aunque en las noches sienta la necesidad de poder abrazar a un buen hombre.

De amor no moria

Pensé que te había olvidado

  Pensé que te había olvidado Más hoy descubrí que estaba equivocado No sabes las ganas inmensas de besarte Al estar a mi lado, me has provo...